Saltar al contenido

La mala suerte

La gente se pregunta por qué existe la mala suerte, o cada vez que te sale algo mal, siempre echamos la culpa a esta maldita expresión.

mala suerte

¿Alguna vez te has sentidos identificado con estas imágenes verdad?

¿Tiendes a comparar tu infortunio con la buena suerte que tiene tu amigo o el vecino de al lado?

Estamos en un mundo muy versátil por descubrir donde las inteligencias emocionales de cada uno, hacen que nuestra mente piense en muchas ocasiones que todo tiene que ver con la suerte.

Quien no ha dicho alguna vez frases como…, tengo más mala suerte que…, o qué mala racha tengo, o siento que tengo mala suerte en el trabajo o en el amor.

Este fin de semana pasado, sin ir más lejos, estuve viendo el partido del F.C. Barcelona desde la web rojadirecta que ganaba por 0-3 al Celta de Vigo, y finalmente acabó el partido empate a 3. Crees que esto es una prueba de mala serte, o de actitud y poca perseverancia del equipo?

A qué se debe la mala suerte

Vamos a remontarnos a un dicho que todos conocemos, afortunado en el juego desafortunado en el amor, y viceversa, mala suerte en el amor, y buena suerte en el juego. 

Todos hemos crecido con esta creencia entre nuestros seres más queridos, e inconscientemente es un significado negativo que hace que nuestra gestión emocional conviva con ello, cuando no deberíamos desarrollar ese pensamiento, sino otros más positivos que ayuden a nuestra psicología a entender los verdaderos placeres de la vida que no valoramos y deberíamos tener en cuenta.

Supersticiones de la mala suerte

¿Te suenan estas 5 frases verdad?

Las relacionas con creencias o actos negativos, ¿cierto?

Nuestra maravillosa mente es capaz de asimilar estas expresiones a la mala fortuna, pero si te paras a pensar, y desde que educas a tu hijo le inculcas que el valor de estas frases no tiene por qué ser relacionada con algo negativo, pues bien, omítelas y el desarrollo personal de la inteligencia del chaval, crecerá dejando de lado aspectos desfavorables como estos, los cuales podrían ser sustituidos por acciones positivas, y así ayudar al desarrollo personal y emocional de personas, y que aprendan a crecer con una mente limpia y sin ser influenciada por supersticiones ya escritas.

Di NO a la mala suerte

stop a la mala suerte

¡Stop! ¡NO! ¡Fuera de aquí!

Cambia en tu vida costumbres que no te dejan avanzar, olvídate del número trece, olvídate si el año es bisiesto, o si has roto un espejo. 

Coge el toro por los cuernos, mantén una actitud positiva, se optimista, cree en el esfuerzo, y si eres muy supersticioso, compra un amuleto de la suerte. Empieza a mejorar tu autoestima y comienza a respirar nuevos aires, nuevas creencias y sin mala pata. 

Te dejamos el enlace directo a la página principal de esta web «Blog online para fanáticos de la suerte«. Aquí podrás empezar de cero y llevar tu estado emocional en la dirección correcta.

También puede interesarte: